Las cosas que perdimos en el fuego, de Mariana Enriquez

mariana enriquez

El terror surge verosímil  y eso lo vuelve atrapante. La destreza narrativa de Mariana Enríquez lleva el género a un punto de excelencia que nunca hubiera supuesto. Confieso que no soy amante de este tipo de narrativa pero qué, sin embargo, me atrapó y que inclusive me produjo una revulsiva impresión de  correspondencia, una suerte de resaltado de una realidad sucia y maloliente a la que lamentablemente nos hemos acostumbrado.  Es una obra fuerte, que hiere al comienzo, pero luego se disfruta.
Fue publicada por Anagrama en febrero del 2016.

Literatura Friendly

bandera

La incorporación de un nuevo artículo en las bases del concurso literario uruguayo “Juan Carlos Onetti” generó cierta polémica acerca de si los concursos “oficiales” deben o no condicionar la elección temática del autor. En este caso, una nota de opinión publicada en el diario El País de Uruguay cuestiona el hecho de que el mencionado concurso se proponga “asignar menciones especiales a aquellas obras con abordajes destacables sobre igualdad y estereotipos de género y por tratamiento de temas de inclusión y diversidad sexual.” Leer más Literatura Friendly

Un cuarto para escribir, una manera de esperar la inspiración

ernest hemingway

Cómo y dónde escribir parece un tema de interés para los escritores noveles. Aparentemente se trata de una búsqueda de recetas exitosas que, de copiarlas, se podría suponer, les facilitaría el logro de una buena obra. Aislarse para escribir, de una u otra manera, es casi un paradigma entre los escritores, sobre todo desde que Virginia Woolf publicara “Un cuarto propio”.  Este manifiesto feminista, que pone atención sobre la  relegación de la mujer a fines de los años veinte, ha sido tomado literalmente cómo una necesidad de aislarse para crear. Infinidad de  escritores esperan  convencidos la inspiración trabajando en soledad. Son escritores que sin duda  gustan de escribir y dedican tiempo y esfuerzo a lograr una buena obra.  Ese deseo de escribir, como deseo genérico, los conduce a una tarea incesante que, a la postre, resulta ardua y la mayoría de las veces frustrante, sobre todo cuando también se espera un reconocimiento. Leer más Un cuarto para escribir, una manera de esperar la inspiración

Recomendado: El desapego es una manera de querernos, de Selva Almada

El-desapego-tapa

Comparto con Selva Almada el origen provinciano y quizás por eso me llegan más estos cuentos excepcionales. Los espacios abiertos, los tiempos rurales de nuestra provincia sobredimensionan a los personajes, su vida transcurre como una intensa historia soterrada que se asoma a nosotros en los pequeños acontecimientos cotidianos. La vida se siente, y la muerte también, no hay lugar para el aturdimiento urbano. Su prosa, como la de Juan José Saer, está cuidadosamente elaborada. Reunidos en un solo volumen estos cuentos dispersos, escritos en distintos años, producen, sin embargo, el efecto de capítulos de una misma historia, casi como una novela. Leer más Recomendado: El desapego es una manera de querernos, de Selva Almada

Recomendado: Como si existiese el perdón, de Mariana Travacio

Como si existiese el perdón de Mariana Travacio

Acabo de terminar de leer Como si existiese el perdón, la última novela de Mariana Travacio, publicada hace pocos días por Metalúcida Editora. La novela es muy buena, me gustó mucho. Cómo lector no puedo dejar de analizarla desde la perspectiva de otras lecturas. La historia se desarrolla dentro de un estrecho plano físico y argumental, resumida en su propia e intensa lógica de violencia y venganza. Sin embargo, resulta atrapante, con el mismo interés, la misma intensidad, que puede atraernos un juego virtual. Leer más Recomendado: Como si existiese el perdón, de Mariana Travacio