Zama, la novela que no fue

zama
FacebookTwitterGoogle+Compartir

Zama, la película. Desde que supe de la filmación de Zama, una de mis novelas preferidas y, por qué no, inspiradora, me hice la pregunta de rigor, ¿Como lograría Lucrecia Martel volcar al lenguaje cinematográfico la novela de Di Benedetto escrita en clave existencialista? Leer más Zama, la novela que no fue

Literatura Friendly

bandera

La incorporación de un nuevo artículo en las bases del concurso literario uruguayo “Juan Carlos Onetti” generó cierta polémica acerca de si los concursos “oficiales” deben o no condicionar la elección temática del autor. En este caso, una nota de opinión publicada en el diario El País de Uruguay cuestiona el hecho de que el mencionado concurso se proponga “asignar menciones especiales a aquellas obras con abordajes destacables sobre igualdad y estereotipos de género y por tratamiento de temas de inclusión y diversidad sexual.” Leer más Literatura Friendly

Un cuarto para escribir, una manera de esperar la inspiración

ernest hemingway

Cómo y dónde escribir parece un tema de interés para los escritores noveles. Aparentemente se trata de una búsqueda de recetas exitosas que, de copiarlas, se podría suponer, les facilitaría el logro de una buena obra. Aislarse para escribir, de una u otra manera, es casi un paradigma entre los escritores, sobre todo desde que Virginia Woolf publicara “Un cuarto propio”.  Este manifiesto feminista, que pone atención sobre la  relegación de la mujer a fines de los años veinte, ha sido tomado literalmente cómo una necesidad de aislarse para crear. Infinidad de  escritores esperan  convencidos la inspiración trabajando en soledad. Son escritores que sin duda  gustan de escribir y dedican tiempo y esfuerzo a lograr una buena obra.  Ese deseo de escribir, como deseo genérico, los conduce a una tarea incesante que, a la postre, resulta ardua y la mayoría de las veces frustrante, sobre todo cuando también se espera un reconocimiento. Leer más Un cuarto para escribir, una manera de esperar la inspiración

La empatía y sus dificultades

En el número tres de La balandra se abordó la cuestión de cuánto aporta la imaginación y cuánto la experiencia en la obra de un escritor. En general, releyendo las opiniones vertidas en ese número, me queda claro que todos pensamos más o menos lo mismo: experiencia e imaginación son inseparables. Pero ¿en qué consiste la experiencia? En mi caso, la experiencia significó poder comprender la conducta y los sentimientos de otros, sus conflictos y circunstancias. ¿Garantiza esto calidad narrativa? Diría que no, sin embargo, ayuda mucho para crear personajes verosímiles y para mantener la atención del lector, ya que uno de los principales atractivos que tiene la literatura es la curiosidad sobre la condición humana, cualquiera sea esa condición. Leer más La empatía y sus dificultades

Combatir el desencanto

Primer libro, publicado. ¿Y después qué?

Por Carlos Costa

Se puede escribir para uno mismo con gran placer pero, en mi opinión, en tanto estos textos no sean compartidos no podemos hablar de narrativa. La narrativa, temática de La balandra, de la cual formo parte, es un hecho objetivo, una relación social donde alguien narra y alguien, o algunos, siguen. Para poder hacerlo, se debe entrar en un estado denominado “narrativo” que permite suspender temporalmente el criterio de realidad, lo que ocurre solamente ante una buena narración. Esté vínculo entre el narrador y sus seguidores es altamente satisfactorio para las partes y suele tener consecuencias movilizadoras. Leer más Combatir el desencanto

Orgullo y coraje en la Guerra de Malvinas

Por Carlos Costa

En los testimonios volcados en Partes de Guerra, Malvinas, diario del regreso y Cruces. Idas y vueltas de Malvinas, observamos que casi todos los actores de la contienda habían recibido con euforia y sorpresa el comienzo del enfrentamiento. La sorpresa no se debía a que el país entraba en guerra sino a que el enemigo fuese Inglaterra. La potencia de semejante contrario parecía inflamar el deseo de participar en el hecho “histórico de la recuperación de las Islas”. La mayoría de la población abrazó con fervor patriótico la aventura. Todo ocurrió en un clima de embriaguez en el que se echó bajo un manto de olvido (y no de neblinas, como rezaba la marcha de Tieri y Obligado) el más que significativo hecho de que nos gobernaba una dictadura, que había infinidad de muertos y desaparecidos, que soportábamos una crisis económica feroz. Leer más Orgullo y coraje en la Guerra de Malvinas

Ernesto Barragán, un personaje difícil

Al margen del cielo

Cuando decidí escribir sobre Ernesto Barragán ―el protagonista de Al margen del cielo― no tenía presente lo difícil que iba a ser abordar un personaje transgresor, lo complicado de establecer la condición de empatía que hace falta para poder entenderlo. Hubiera podido caer en una exposición cruda al estilo Céline en Viaje al fin de la noche, que no era apropiada para el personaje, a mi modo de ver, o atribuirle un destino trágico como Heinrich Mann en El ángel azul que suma a la tranquilidad de conciencia. Finalmente, encontré que haciendo que el personaje reflexionara sobre sí mismo y su entorno, que lo hiciera desde su punto de vista, hacía que la historia fluyera con naturalidad.

Conocé más de Al margen del cielo.

Releyendo El gatopardo

Hay lecturas a las que vuelvo de tanto en tanto (lo que a lo largo de una vida pueden significar saltos de diez o veinte años). Comienzo por hurgar en mi biblioteca buscando la cubierta de la que guardo una vaga imagen, tardo en encontrarla en la suma de ejemplares malamente ordenados. Más tarde o más temprano encuentro el libro, un momento de pequeña felicidad que precede al acto de sumergirme nuevamente en la lectura. Debería preguntarme por qué pierdo el tiempo buscando ese ejemplar impreso, si puedo contar con el mismo texto rápidamente disponible en mi Ipad, apenas manipulando un par de comandos. Pero no lo hago, porque sé que no podría conseguir entrar en ese estado particular de la mente, que llamo narrativo, sin repetir los gestos de la primera vez.

Leer más Releyendo El gatopardo